ES / ENG

Biografía

Dr. Alejandro Lira Dale graduado de la facultad de medicina en la Universidad Autónoma de Guadalajara, con especialidad en Urología en el Hospital General de México avalado por la Universidad Nacional Autónoma de México continuando su preparación académica en la Fundación Puigvert en Barcelona y en la Universidad de Miami y Sub especialidad en Urodinamia en el Instituto Nacional de Perinatologia.

Cuenta con múltiples trabajos de investigación y publicaciones en revistas médicas urológicas nacionales como internacionales.

Ha ocupado cargo administrativo en el Colegio de Urología de Baja California y participa como maestro titular de Urología en la Universidad Autónoma de Baja California y Centro de Estudios Universitarios Xochicalco.

Certificado por el Consejo Mexicano de Urología.

Miembro de:
American Urological Association.
Endourological Society.
International Society for Sexual Medicine.
International Continence Society.
Sociedad médica Hospital Ángeles.

Servicios y Tratamientos

Incontinencia Urinaria de Esfuerzo

Es una pérdida involuntaria de orina que ocurre durante una actividad física como toser, estornudar, reír o realizar ejercicio.
La incontinencia urinaria de esfuerzo puede presentarse a raíz del debilitamiento de los músculos pélvicos que sostienen la vejiga y la uretra o debido a que el esfínter uretral no está funcionando correctamente.
El debilitamiento puede ser causado por:

Parto
Lesión en el área uretral
Medicamentos
Cirugía de la próstata o del área pélvica
El tratamiento depende de la gravedad de los síntomas y de qué tanto afecten su vida cotidiana
Existen cuatro tipos de tratamiento para la incontinencia urinaria de esfuerzo:
. Cambios de comportamiento
. Medicamentos
. Entrenamiento de los músculos del piso pélvico
. Cirugía
La Incontinencia Urinaria de Esfuerzo no es parte del envejecimiento. Tiene solución

La infertilidad o incapacidad de embarazo de una pareja se define como:          

  • Infertilidad primaria cuando la pareja nunca ha conseguido un embarazo de las maneras naturales
  • Infertilidad secundaria tras un primer embarazo y la pareja no consigue tener otro embarazo. Tienen que transcurrir al menos doce meses desde el embarazo previo para se considere esterilidad

Para establecer un diagnóstico se debe de seguir un procedimiento de distintas etapas que incluyen interrogatorio, exploración física y pruebas diagnósticas.
En el varón se comenzará a estudiar con una espermatobioscopia que es el estudio del semen en donde podemos valorar espermatozoides desde el punto de vista cantidad y calidad.
Dentro del estudio de infertilidad en el varón una de las causas más frecuentes es la presencia de varicocele. Este es un engrosamiento anormal de las venas en el cordón que drenan los testículos. 
Los principales síntomas son sensación de pesantez en el escroto, dolor en escroto de lado afectado, disminución del volumen escrotal y aumento del volumen de las venas ya sea visible o palpable
El varicocele por lo general no presenta síntomas, aunque existen estudios en los cuales al recibir tratamiento se encuentra una mejoría en la calidad del semen de 57%.

Infertilidad Masculina y Varicocele

La infertilidad o incapacidad de embarazo de una pareja se define como:          

  • Infertilidad primaria cuando la pareja nunca ha conseguido un embarazo de las maneras naturales
  • Infertilidad secundaria tras un primer embarazo y la pareja no consigue tener otro embarazo. Tienen que transcurrir al menos doce meses desde el embarazo previo para se considere esterilidad

Para establecer un diagnóstico se debe de seguir un procedimiento de distintas etapas que incluyen interrogatorio, exploración física y pruebas diagnósticas.
En el varón se comenzará a estudiar con una espermatobioscopia que es el estudio del semen en donde podemos valorar espermatozoides desde el punto de vista cantidad y calidad.
Dentro del estudio de infertilidad en el varón una de las causas más frecuentes es la presencia de varicocele. Este es un engrosamiento anormal de las venas en el cordón que drenan los testículos. 
Los principales síntomas son sensación de pesantez en el escroto, dolor en escroto de lado afectado, disminución del volumen escrotal y aumento del volumen de las venas ya sea visible o palpable
El varicocele por lo general no presenta síntomas, aunque existen estudios en los cuales al recibir tratamiento se encuentra una mejoría en la calidad del semen de 57%.

Litiasis en vía urinaria

Un cálculo renal, nefrolitiasis, litiasis renal o piedra en el riñón es un trozo de material sólido que se forma dentro del riñón a partir de sustancias que están en la orina.
La piedra se puede quedar en el riñón o puede desprenderse e ir bajando a través del tracto urinario. La intensidad de la sintomatología (dolor) está generalmente relacionada con el tamaño del cálculo. En ocasiones se produce su expulsión casi sin sintomatología.

Los cálculos pueden quedarse trabados en uno de los uréteres, en la vejiga, o en la uretra, produciendo la sintomatología de dolor (cólico nefrítico), disuria (dificultad al orinar), o signos como hematuria (presencia de sangre en la orina).
La frecuencia de nefrolitiasis por sexo es de un 13% para el hombre y 7% para la mujer.

Si son muy pequeños o están en formación suelen ser asintomáticos, puede haber eliminación de cálculos generalmente cuando estos son de un diámetro menor de 0.5 cm, producir hematuria (orina con sangre) aisladas.
Los síntomas suelen surgir cuando hay oclusión o cierre de algún uréter, o de la unión ureteropélvica; provocando así sus síntomas clásicos: obstrucción al flujo de orina. Hemorragia Dolor que suele ser muy intenso, súbito, tipo cólico (cólico nefrítico), que comienza en la fosa renal (región lumbar unilateral) luego se irradia hacia la región inguinal y áreas genitales del mismo lado (escroto en el hombre), suele acompañarse de náusea y vómito. Si la obstrucción se produce en la porción parietal del uréter en la vejiga, puede producir Tenesmo, Polaquiuria y disuria. También puede presentarse como un dolor abdominal de inicio agudo de menos de 12 horas de evolución.

Crónicamente favorecen las infecciones urinarias. Pueden dar un dolor silente que se irradia según el lugar dónde quedó atrapado el cálculo dentro de la vía urinaria( riñón, uréter, vejiga).
Si se desplaza un cálculo el espasmo de los músculos y la inflamación por el daño del tejido por donde pasa que tratan de expulsarlo causan un dolor muy intenso tipo puntada llamado cólico nefrítico.
Si se expulsa parte del cálculo puede aparecer hematuria (sangre) y disuria. También al sentir dolor pueden presentarse náuseas y vómitos reiterados.

El tratamiento depende de la localización y de el tamaño del cálculo. Hoy dìa existen procedimientos mínimamente invasivos para la eliminación y fragmentación del lito, en donde no es necesario realizar incisiones y con una rápida recuperación.

Vejiga Hiperactiva

La vejiga hiperactiva representa una colección de síntomas que incluyen:

Urgencia para orinar
Frecuencia al orinar
Incontinencia cuando a uno le da la urgencia
Necesidad de levantarse a orinar por la noche
La vejiga hiperactiva es secundaria a múltiples factores como: debilidad de la musculatura del piso pélvico, daño a los nervios que manda señales del cerebro a la vejiga, medicamentos, alcohol, cafeína, infecciones, exceso de peso, deficiencia de estrógeno después de la menopausia.
La hiperactividad de la vejiga es una enfermedad muy común que se confunde frecuentemente con infecciones de vías urinarias. Es muy tratable, pero requiere de la cooperación tanto del médico como del paciente.
Existen múltiples técnicas para la modificación del comportamiento para ayudar a controlar la vejiga como:

Controlar tu dieta
Parar de fumar
Comenzar a re-entrenar la vejiga
Tratamientos con medicamentos
La incontinencia urinaria por vejiga hiperactiva no se puede tratar por medio de cirugía a diferencia de la incontinencia urinaria de esfuerzo, por lo que es importante realizar un diagnóstico específico del origen de la incontinencia.

Hiperplasia Prostática

Es una enfermedad benigna en la cual la glándula prostática se agranda y ocasiona problemas asociados al vaciamiento de la orina. 
Alrededor de los 25 años la próstata comienza a crecer y continúa creciendo durante casi toda la vida. No suele causar problemas hasta más tarde en la vida. Más de la mitad de los hombres entre los 60 y 70 años de edad tienen síntomas de Hiperplasia Prostática y alrededor del 90 por ciento de los hombres entre los 70 y 90 años de edad tienen síntomas de Hiperplasia Prostática
Los síntomas pueden incluir

  • Goteo o escape de orina
  • Orinar con más frecuencia, principalmente por la noche
  • Chorro de orina débil
  • Orina con pausas e interrupciones
  • Retención de orina o incapacidad para orinara

Las complicaciones de la Hiperplasia Prostática son

  • Incontinencia
  • Daño al riñón
  • Daño a la vejiga
  • Sangrado por orina (Hematuria)
  • Infecciones
  • Cálculos en la vejiga

El agrandamiento de próstata se puede tratar por medio de medicamentos obteniendo buenos resultados sin embargo, en caso de no tener respuesta o se presenten complicaciones se decide tratamiento quirúrgico.
Actualmente se cuenta con tecnología de última generación como el GreenLigth laser que ofrece una mejoría inmediata en los síntomas, es un procedimiento prácticamente sin pérdida de sangre, con una pronta recuperación y en el caso de pacientes sanos no requiere hospitalización.

Reversión de Vasectomía

El propósito inicial de la vasectomía es recuperar el paso de los espermatozoides a la eyaculación con propósitos de embarazo de forma tradicional.

Los porcentajes de éxito de la cirugía son superiores a los 85% en recuperar el paso de los espermatozoides al semen, sin embargo, existen factores que disminuyen este porcentaje, principalmente si el tiempo transcurrido de la vasectomía supera los 15 años favorece obstrucciones secundarias a lo largo del trayecto del conducto deferente principalmente a nivel del epidídimo.

Si la vasectomía se realiza en las partes bajas de los vasos deferentes las posibilidades empeoran.

La reversión de la vasectomía se realiza con técnica de vasovasostomía con el auxilio de un microscopio con agrandamiento de la imagen de 25 veces.

Disfunción Eréctil

La disfunción eréctil, con frecuencia aún llamada en español incorrectamente impotencia, es la incapacidad repetida de lograr o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener una relación sexual satisfactoria
En los hombres mayores, generalmente tiene una causa física, como una enfermedad, una lesión o efectos secundarios de medicamentos. Cualquier trastorno que cause una lesión en los nervios o que deteriore el flujo de sangre al pene puede causar disfunción eréctil. La incidencia aumenta con la edad: alrededor del 5 por ciento de los hombres de 40 años de edad y entre el 15 y el 25 por ciento de los hombres de 65 años de edad experimentan disfunción eréctil. Pero la disfunción eréctil no es necesariamente una parte inevitable del proceso de envejecimiento.

La causa más común de disfunción eréctil es el daño a los nervios, a las arterias, a los músculos lisos y a los tejidos fibrosos, a menudo como resultado de una enfermedad. Enfermedades tales como la diabetes, afecciones del riñón, alcoholismo crónico[3] , esclerosis múltiple, arteriosclerosis, psoriasis, enfermedad vascular y enfermedad neurológica son responsables de alrededor del 70 por ciento de los casos de disfunción eréctil. Entre el 35 y el 50 por ciento de los varones con diabetes padecen disfunción eréctil.

Los expertos piensan que factores psicológicos, tales como el estrés, la ansiedad, la culpa, la depresión, una baja autoestima y el miedo a no desempeñarse en el coito como se espera causan del 10 al 20 por ciento de los casos de disfunción eréctil. Los hombres con una causa física a menudo experimentan el mismo tipo de reacciones psicológicas (estrés, ansiedad, culpa, depresión).

El proceso de tratamiento va desde medidas generales sencillas, hasta procedimientos de alta especialidad y quirúrgicos. Lo importante es determinar el origen de disfunción y establecer el tratamiento personalizado adecuado para cada paciente.

Cáncer de Próstata

Se denomina cáncer de próstata al que se desarrolla en uno de los órganos glandulares del sistema reproductor masculino llamado próstata. El cáncer se produce cuando algunas células prostáticas mutan y comienzan a multiplicarse descontroladamente. Éstas también podrían propagarse desde la próstata a otras partes del cuerpo, especialmente los huesos y los ganglios linfáticos originando una metástasis.
Esta afección puede causar dolor, micción dificultosa, disfunción eréctil, entre otros síntomas.

La enfermedad se desarrolla más frecuentemente en individuos mayores de 50 años. Es el segundo tipo de cáncer más común en hombres. Sin embargo, muchos hombres que desarrollan cáncer de próstata nunca tienen síntomas, ni son sometidos a terapia. Diversos factores, incluyendo la genética y la dieta, han sido implicados en su desarrollo, pero hasta la fecha (2005), las modalidades de prevención primaria conocidas son insuficientes para eliminar el riesgo de contraer la enfermedad.

La detección se lleva a cabo principalmente por la prueba en sangre del antígeno prostático específico, llamado PSA (acrónimo inglés de prostate-specific antigen) o por exploración física de la glándula prostática (tacto rectal). Los resultados sospechosos típicamente dan lugar a la posterior extracción de una muestra tisular de la próstata (biopsia), que es examinada en microscopio.

El tratamiento puede incluir cirugía, radioterapia, quimioterapia, o bien una combinación de todas. La edad y el estado de salud general del afectado, tanto como el alcance de la diseminación, la apariencia de los tejidos examinados al microscopio y la respuesta del cáncer al tratamiento inicial, son vitales en la determinación del resultado terapéutico.

Cáncer de Vejiga

La vejiga es un órgano hueco en la parte inferior del abdomen donde se almacena la orina. El cáncer de vejiga ocurre en la membrana interna de la vejiga. Es el sexto tipo más común de cáncer en los Estados Unidos.
Los síntomas incluyen:

  • Sangre en la orina
  • Urgencia frecuente de orinar
  • Dolor al orinar
  • Dolor en la parte baja de la espalda

El cigarrillo es un factor de riesgo importante del cáncer de vejiga. Otro factor de riesgo es la exposición a ciertas sustancias químicas en el ambiente de trabajo. Las personas que tienen antecedentes familiares de cáncer de vejiga, y de edad madura, de raza blanca o sexo masculino tienen un mayor riesgo.

Los tratamientos contra el cáncer de vejiga incluyen la cirugía, radiación, quimioterapia y terapia biológica. La terapia biológica o inmunoterapia estimula la capacidad de su propio cuerpo para combatir el cáncer.

Cistocele

El cistocele es el descenso de la vejiga hacia el introito vaginal. 
Puede ocasionar múltiple sintomatología como dolor y molestia local como problemas en el vaciamiento de la vejiga. 
Este descenso ocurre por el desgarro del tejido elástico vaginal, este tejido es dependiente de estrógenos motivo por el cual es más frecuente que ocurra después de la menopausia. Otros factores que influyen en el desarrollo del cistocele son múltiples partos vaginales, partos vaginales traumáticos, estreñimiento crónico.
El cistocele no es causa de incontinencia urinaria como tal, sin embargo, puede estar asociado a incontinencia urinaria por esfuerzo. 
Existen múltiples tratamientos para cistocele, la decisión depende del grado de cistocele y los síntomas presenta la paciente. Pueden llegar a ser conservadores como pesarios para evitar el descenso o tratamiento quirúrgico por distintas técnicas dependiendo del grado y severidad del cistocele.

Vasectomía

La vasectomía consiste en la sección y ligadura de los conductos deferentes. Como consecuencia el semen eyaculado no contiene espermatozoides.

Es un método de control natal generalmente permanente.

Es una técnica con un porcentaje con un bajo índice de complicaciones.

No existe la llamada vasectomía reversible, toda vasectomía se hace con ánimo de irreversibilidad.

La vasectomía no produce ningún cambio hormonal ni sexual; solo impide el paso de los espermatozoides al líquido seminal.

Después de una vasectomía no se pierde la eyaculación pues el semen se produce en la vesícula seminal y no en los testículos.

Déficit Parcial de Andrógenos

El término Andropausia se utiliza sólo para hacer un paralelo con el fenómeno femenino de la menopausia. Estas dos entidades son diferentes en su fisiopatología, evolución, pronóstico y efectos clínicos. El déficit androgénico es gradual, se presenta en el 25 a 35% de los hombres y sólo hay una deficiencia parcial de andrógenos, no afectando en forma importante su capacidad de fertilización, lo que es opuesto en el fenómeno de la menopausia. La iniciación de la andropausia es impredecible y sus manifestaciones son sutiles y variadas

• Debilitamiento del vello facial, axilar y púbico.
• Disminución de la libido y función eréctil, con disminución de volumen testicular
• Baja densidad mineral ósea.
• Baja masa muscular y aumento de grasa corporal.
• Ginecomastia
• Sensación disminuida de bienestar.
• Depresión, irritabilidad.

Existe tratamiento sustituvo hormonal para el apoyo de estos síntomas con el propósito general de mejorar la calidad de vida de todo hombre.

Eyaculación Precoz

La eyaculación precoz es una falta de control sobre el reflejo eyaculatorio; por tanto, es un trastorno de la fase del orgasmo durante la relación sexual. La gran mayoría de los hombres experimentaron una eyaculación precoz en algún punto de su vida sexual. Es el problema sexual más frecuente en hombres, afectando a entre el 25 y el 40% de ellos. En los casos más graves, el hombre eyacula antes de la penetración de su pareja o segundos después de hacerlo.

Cerca del 75% de los hombres experimentarán una vez en su vida una eyaculación precoz, mientras que la tasa de prevalencia de la eyaculación precoz como un trastorno clínico se sitúa mundialmente en aproximadamente el 30% de los hombres. Los urólogos y terapeutas sexuales encuentran que la eyaculación precoz causa frecuentes problemas emocionales, tanto para el paciente como para su pareja, adicional a la conclusión repentina del acto sexual.

En una relación sexual normal, la excitación en el hombre aumenta progresivamente hasta la fase llamada "meseta", disfrutando de su placer sexual hasta el momento que de forma voluntaria llega al un clímax. El eyaculador precoz no puede permanecer en la fase de "meseta", sino que existe una excitación rápida y una eyaculación involuntaria y temprana. En muchos casos, la eyaculación precoz es un signo de una afección psicológica (ansiedad, nerviosismo, etc.) o emocional (culpabilidad, angustia, etc.) y en pocos casos es debido a un trastorno anatómico o fisiológico.

Los tratamientos van desde cambios sencillos en la conducta sexual, como medicamentos que ayudan a la inhibición del reflejo eyaculador, hasta procedimientos quirúrgicos para corregir las vìas neurológicas.

Cáncer de Riñón

El carcinoma de células renales es más común en personas entre 50 y 70 años de edad y tiende a ser más frecuente en hombres.[2] Los factores de riesgo más comunes incluyen el tabaquismo, factores genéticos y hemodiálisis. Cerca de un tercio de los pacientes presentan metástasis al momento del diagnóstico.

La tríada clásica del cáncer de riñón es sangre en la orina, dolor en un flanco y la aparición de una masa abdominal. A esta tríada se le conoce como la tríada demasiado tarde, pues para cuando el paciente presenta los tres síntomas, la enfermedad ha avanzado más allá de un punto curativo. En la actualidad, la mayoría de los tumores renales son asintomáticos y se detectan accidentalmente durante un examen de imagenología, por lo general, en busca de causas no relacionadas.
Otros signos pueden incluir:

Color anormal de la orina (marrón, rojizo, cobre, etc) debido a la aparición de hematíes en la orina.
Pérdida de peso y apariencia malnutrida.
El principal síntoma puede ser debido a una enfermedad metastásica, tal como la fractura patológica de un hueso por diseminación ósea.
Varicocele o agrandamiento de un testículo por bloqueo de la vena gonadal, por lo general del lado izquierdo debido a la compresión por el tumor de la vena renal—la vena gonadal drena directamente a la vena cava inferior.
Anormalidades en la visión.
Palidéz por hipervolemia.
Hirsutismo - crecimiento excesivo de vello en las mujeres.
Estreñimiento
Hipertensión arterial
Valores elevados de calcio (Hipercalcemia)

El tratamiento inicial del carcinoma de riñón es quirúrgico y en caso de enfermedad avanzada existen múltiples opciones como la denominada terapia blanco con buenos resultados.

Cáncer de Testículo

El cáncer de testículos se forma en los testículos de los hombres, las glándulas ovaladas que producen el esperma y la testosterona. El cáncer de testículos afecta principalmente a hombres jóvenes entre los 20 y 39 años. También es más común en hombres que:

  • Tuvieron un desarrollo testicular anormal
  • Tuvieron un testículo no descendido
  • Tienen antecedentes familiares de cáncer

Los síntomas incluyen dolor, inflamación o nódulos en los testículos o la región inguinal. La mayoría de los casos son tratables, especialmente cuando se detectan con anticipación. Las opciones de tratamiento incluyen cirugía, radiación y quimioterapia. Los análisis habituales después del tratamiento son importantes. Los tratamientos también pueden causar infertilidad. Si desea tener hijos más adelante, deberá tomar en consideración acudir a un banco de esperma antes del tratamiento.

Programa tu cita